Recuperación de Contraseña

Si por cualquier motivo no recuerda su contraseña, ingrese en el campo de abajo el email con que registró su cuenta en nuestro sitio. Un email le será enviado con las instrucciones de su nueva contraseña.

El email fue enviado con éxito. Revise su bandeja de entrada y siga las instrucciones.

Ingreso de Usuarios Registrados

Si ya está registrado:
¿Olvidó su contraseña?

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form :(

Nuevo usuario:

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form :(

Domingo 10 de Diciembre de 2017
5399d2e641fb29c461046054_pub2.jpg
5399d3b9b9e70fde632b8489_pub1.jpg
Subir
Destacado

ASUNTO NIIF I : Compartiendo experiencias

5397781ec98efb225dfe34c7_img1.jpg
16-11-2014

 

 

En el año 2002, cuando tenía 4 años de experiencia profesional, me sucedió una experiencia contable que luego de 12 años volví a presenciarla en 3 clientes que hemos prestado servicios de adopción de NIIF. A continuación la comparto tal como la recuerdo.


Experiencia en auditoria financiera

Estaba auditando una empresa de servicios textiles, la llamaremos SERTEX que proveía de servicios a su subsidiaria (al 100%) que llamaremos la SUBSIDIARIA. La utilidad del año 2001 era mayor a la del 2000 en 40%, en revisiones analíticas debemos indagar por las principales fluctuaciones. Así que nos llamó la atención ver que el rubro de ingresos diversos del estado de resultados explicaba suficientemente el incremento de la utilidad. Al hacer preguntas al respecto,nos comentaron lo siguiente:


El mayor ingreso se debe a que la SUBSIDIARIA ha capitalizado utilidades acumuladas y ha distribuido acciones. SERTEX recibió acciones y hemos registrado un cargo a la cuenta de inversiones en subsidiarias y un abono a ingresos diversos. Es como si se hubieran recibido dividendos pero en lugar de efectivo se recibieron en acciones.

 

En ese momento una cacofonía sonó en mi mente. Como si al escuchar una melodía de Mozart alguien rayara un vidrio. Algo no sonaba bien en las palabras que expresaba mi colega, contador de las empresas auditadas. Le dije que no estaba bien, que esa transacción no debería generar ingresos, pero en ese momento no podía sustentarlo técnicamente. Le dije que elaboraría una posición contable basada en la NIC18, que debo leerla pero que a primera vista ese ingreso no existe. Ya comprenderán el desconcierto de mi cliente. Así que mi tarea al llegar a mi oficina era analizar esta transacción que me inquietaba.

 

Rumbo a mi oficina, tuve la idea de llamar a una amiga, a una Gerente de Auditoria de una Big Four, para hacerle la consulta. Se la hice. Me dijo que estaba bien, que la transacción mencionada generaba ingresos. Yo dije “no puede ser”. No hay ingresos. Ella me dijo que estaba a punto de emitir un estado financiero con la misma transacción. Le pedí que no lo emita, que me deje argumentar, que mi intuición me decía que no debía existir ingreso.

Antes de leer las NIIF siempre hago uso de esta frase: “si existe en la realidad, existe en la contabilidad” o dicho de otra manera “si no existe en la realidad, no existe en la contabilidad”. Aplicar las NIIF se trata de poner en los estados financieros la realidad de las transacciones y no la forma, no lo que pueda parecer, sino lo que es. Al pensaren esta frase comencé a hacer las siguientes conjeturas:

 

(a)Si yo como persona tuviera una empresa, y esta ha generado una utilidad cero en el año actual, ¿generaría beneficios económicos si ordeno capitalizar resultados acumulados?. Creo que no. En consecuencia no hay beneficio económico ni actual ni futuro.

 

(b)¿Podría generar más dinero si ordeno la capitalización de dividendos en cualquier organización?. De ser así, esta sería una forma rápida de hacer riqueza y ninguna empresa tendría problemas de empresa en marcha. ¿Será posible?. Creo que no. En consecuencia no hay beneficio económico ni actual ni futuro.

 

(c) Si hoy tengo una empresa cuyo patrimonio es 900(capital 300 y utilidades acumuladas 600); y ordeno una capitalización de 200,el patrimonio seguiría siendo de 900 (capital de 500 y utilidades acumuladas de 400).Antes de la capitalización mi patrimonio era de 900 y después de la capitalización mi patrimonio seguiría siendo de 900. ¿Soy mas rico?. Creo que no. En consecuencia no hay beneficio económico ni actual ni futuro.

 

(d)Hoy tengo una empresa cuyo patrimonio es 900(capital 300 y utilidades acumuladas 600), la empresa tiene emitidas 300 acciones de valor nominal 1. Luego de ordenar una capitalización de 200, el patrimonio seguiría siendo de 900 (capital de 500 y utilidades acumuladas de 400), pero ahora existen 500 acciones de valor nominal 1. ¿Un inversionista me daría más dinero por las 500 acciones de valor nominal 1 que por las 200 acciones de valor nominal 1?. Piense bien la respuesta. Las 500 acciones representan exactamente a la misma empresa con 200 acciones antes de la capitalización de utilidades. ¿Pagaran mas por mi empresa luego de la capitalización?. Creo que no. En consecuencia no hay beneficio económico ni actual ni futuro.

 

Una vez convencido de mi posición recurrí a la norma, en este caso a la NIC18. El párrafo 29(a) de la NIC18 establece que los ingresos provenientes de dividendos se reconocen cuando sea probable que la entidad reciba los beneficios económicos asociados con la transacción. Eso es, dije!!!. De acuerdo con mis conjeturas previas, esta capitalización de utilidades y liberación de acciones no genera ni generará futuros beneficios económicos. SERTEX poseía antes 100% de acciones y después de la capitalización seguía teniendo 100% de acciones. Esta distribución no incrementaba la participación en el patrimonio ni en los dividendos que se puedan recibir. Es una transacción que fortalece el patrimonio de cara a los usuarios de los estados financieros al tener más capital social sin embargo no entrega mayor riqueza al accionista.

 

Mi amiga de la Big Four, hizo las consultas necesarias con los socios y con una central de consultas internacional en temas de IFRS (NIIF), al día siguiente me llamó para darme las gracias. Estuvo a punto de emitir un informe con error.

 

Doce años después me he topado con la misma transacción, pero ahora en 3 clientes de adopción a NIIF. Sin embargo, esta vez los clientes no aceptaron nuestra observación incluida en el diagnostico, según ellos porque le reduce la utilidad y le afectaría negativamente el negocio. Afortunadamente no somos sus auditores financieros, el cliente en adopción de NIIF es libre de tomar o no nuestras recomendaciones. Si el negocio va mal, lo hará  con NIIF o sin NIIF.

 

La contabilidad basada en NIIF viene a ser el termómetro de las organizaciones porque mide la real salud financiera y económica. Si el negocio va mal, lo hará con NIIF o sin NIIF. 

 

Señores, el termómetro nunca ha sido culpable de la fiebre.

539f26e0f2c7cb2013bcc13a_user1-chico.jpgFreddy Llanto
Contador Público - Master en Finanzas - Socio de FY International Perú
comments powered by Disqus
Tu publicidad podría estar aquí. Contáctanos.