Recuperación de Contraseña

Si por cualquier motivo no recuerda su contraseña, ingrese en el campo de abajo el email con que registró su cuenta en nuestro sitio. Un email le será enviado con las instrucciones de su nueva contraseña.

El email fue enviado con éxito. Revise su bandeja de entrada y siga las instrucciones.

Ingreso de Usuarios Registrados

Si ya está registrado:
¿Olvidó su contraseña?

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form :(

Nuevo usuario:

Thank you! Your submission has been received!

Oops! Something went wrong while submitting the form :(

Sábado 17 de Noviembre de 2018
5399d2e641fb29c461046054_pub2.jpg
5399d3b9b9e70fde632b8489_pub1.jpg
Subir
Destacado

NIIF 15: Regulación tributaria aplicable

5397781ec98efb225dfe34c7_img1.jpg
19-08-2018

Opinión. Ivan Mejía, director de Tax & Legal, y Carlos Valle, director de Advisory de KPMG, analizan las implicancias de la incorporación de la NIIF 15 y la definición de devengo que traería la delegación de facultades.

Cuando hablamos de ingresos, uno de los aspectos más importantes, además de la cuantificación de los mismos, es el momento o la oportunidad de su reconocimiento para fines fiscales, y sobre esto la Ley del Impuesto a la Renta (IR) sólo contiene una referencia a lo que en la contabilidad llamamos devengo. Ante ello, una mediana solución la ha dado la jurisprudencia, que ha establecido, con un mayor detalle, que para efectos de la oportunidad en el reconocimiento de los ingresos para fines fiscales deben seguirse los lineamientos de la NIC 18.

Conforme nos hemos ido aproximando a la entrada en vigencia de la NIIF 15, en este ejercicio 2018, se reavivó la discusión sobre qué es primero, ¿la contabilidad o la tributación?, pues, como en otros casos, estamos frente a una falta de normativa tributaria.

Como sabemos, entre los meses de junio y julio del 2018, con ocasión de la delegación de facultades para legislar en materia tributaria que el Congreso le ha dado al Ejecutivo, se legislará sobre este punto. La Ley N° 30823 indica que se “incorporará una definición de devengo”, y como en el proyecto de dicha ley se señala que es necesario dar esta definición —pues existe una ausencia de la definición de devengo en la Ley del IR—, entendemos que con la definición que se dará se pretenderá alejar del reconocimiento de ingresos previsto en la NIIF 15. Si bien esta norma recoge bien los efectos del hecho económico u la operación que genera el ingreso, contiene ciertos conceptos o importes que deben ser estimados y sobre los cuales no es posible ejercer controles, pues, por ejemplo, no cuentan con un sustento documentario concreto o, incluso, en el momento de su definición, no contarán con un comprobante de pago, lo que no permitiría establecer una base imponible concreta o definitiva.

Un tema importante en este aspecto es que tendremos probablemente un “devengado tributario” a partir del año 2019. Sin embargo, la NIIF 15 ya está vigente en el 2018 con una norma fiscal en base a un criterio contable que ya no es aplicable. ¿Qué podría suceder con el año 2018? ¿Será un año de transición y habrá legislación para ello?

¿Qué efectos en otras partidas con reconocimiento tributario genera la NIIF 15?

Una situación importante se genera para el caso de los precios de transferencia. La normativa aplicable indica que, por ejemplo, cuando se usa el método del Margen Neto Transaccional, que es el más usado, los ratios financieros a evaluar serán los que se determinen a partir de la normativa contable, con lo cual entendemos que deberíamos tomar los montos de ingresos que se generen de la aplicación de la NIIF 15. Aquí tendremos un tema para revisar, y quizá hasta que tener que solucionar con una aclaración o definición a nivel normativo, para evitar que se generen controversias, ya que los análisis de precios de transferencia que tienen fines tributarios, estarían más alejados de los montos que se usan para determinar el IR y más cercanos, por así decirlo, a las estimaciones contables.

Es necesario también tener en cuenta que las operaciones “intercompany”, donde se aplican las normas de precios de transferencia, también están contenidas en los comprobantes de pago o “invoices” emitidos o recibidos, los cuales a su vez tampoco coincidirían con la NIIF 15 y posiblemente tampoco con el “devengado tributario” que esperamos se defina prontamente.

Otro aspecto importante es el reconocimiento de una Provisión de Malas Deudas o de Cobranza Dudosa, que con las estimaciones que se contemplan en la NIIF 15 ya no tendrían razón de constituirse, pues desde un inicio se estiman y permiten rebajar el ingreso. En este punto tendremos que considerar lo que propone la NIIF 9, a fin de tomar como referencia para fines fiscales la constitución de una provisión de cobranza dudosa.

Fuente: https://semanaeconomica.com/taxaldia/2018/08/06/niif-15-regulacion-tributaria-aplicable/

Destacado
Publicidad
Tu publicidad podría estar aquí. Contáctanos.